Cuento "Mia"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuento "Mia"

Mensaje  circa el Vie Dic 05, 2008 7:02 am

Mia era una niña común y corriente, o al menos eso le gustaba pensar. Le gusta hacer sapitos en el agua, hacer equilibrio por la calle, caminar por bloques del piso de un mismo color, seguir hormigas, y sacarse fotos con caras chistosas. Su familia consta de un padre trabajador y orgulloso, una madre feliz dueña de casa y un hermano que la quiere pero molesta como todo hermano mayor. Un día Mia viernes, el mejor día de un estudiante es sacudida 4 veces por su madre en la mañana como todas las mañanas para despertarla y ayudarla a ir al colegio; Mia ya estaba grande para vestirse sola pero le daba en el gusto a su madre que aún la veía como bebé. Al bajar, el padre ya levantado se despide de un gesto con la mano mientras se lleva una tostada en la boca y cierra la puerta. Su hermano sale del baño la despeina, agarra su patineta y espera a que Mia termine la mitad del suculento desayuno que preparó su querida madre. Ya lista toma su bicicleta y va con su hermano al colegio su madre los despide con una sonrisa algo desgastada y vuelve a sus labores.
En el camino como era de costumbre comienzan la carrera en cada cuadra hasta que Mia ve una hermosa mariposa blanca en el aire volando frágilmente como quien viera una pluma, Mia maravillada por su esplendor decide seguirla y desviarse del camino en el que su hermano corría solo… Horas y horas fueron para Mia en su bicicleta mirando siempre hacia arriba y pedaleando hacia adelante; en su viaje, ni los bocinazos ensordecedores ni los gritos y quejas de la gente lograban opacar el sonido de los pastos de las casas y el remecer de los árboles con el viento. Sin embargo, Mia olvidó que las mariposas no vuelan en caminos cuadrados por lo que voló tan alto que se perdió de vista, Mia comenzaba a desilusionarse cuando un par de pies la hacen frenar estrepitosamente, pies de su hermano mayor quien estaba a punto de llegar tarde a la escuela. Comenzó la carrera nuevamente pero únicamente para llegar a la hora debida.
Al salir de clases Mia se puso de acuerdo con los amigos de su banda para que fueran a su casa a ensayar su nuevo tema y quedaron de acuerdo de una hora. Se separaron y fueron a sus casas, Mia con su mejor amiga y bajista de la banda siguieron conversando acompañadas de la bicicleta mientras sus hermanos igualmente amigos se iban conversando atrás..
: Oye perro, igual tu hermana se ve bien de aquí... y ya está grande ya.
: De qué carajo estás hablando enfermo, es mi hermana chica... No jodas.
: No jodo, además piensa... ¿Con quien preferirias que aprenda a ser mujer con un conocido o con un desconocido?
: No me jodas la paciencia... Ella sabrá con quién lo que sí te puedo decir es que ése no eres tú. Depravado.
: Si tú lo dices... De todas formas no sería malo, intentarlo ¿no?
: Te informo que no estamos en una disco rodeada de hembras, vamos en la calle y estás hablando de mi hermana pequeña así que deja tus comentarios para otro enfermo como tú...
Así el hermano de Mia avanzó, la tomó de la mano y se la llevo rápido obligándola a subir a su bicicleta y despedirse de su amiga incomodamente. Mia no preguntó nada y por dentro pensaba 'si me llevó es por algo y cuando estemos listos sabré por qué si es necesario'.
Al llegar a casa y bajarse de sus vehículos aparece su vecino saludando cordialmente, Mia le devuelve el saludo pero su hermano creía estar conciente de las malas intenciones e ideas de degeneración que expele su vecino al mirar a Mia. Mientras intentaba crear conversa su lengua le traicionó y dejo en muestra el estado de ebriedad en el que se encontraba. Los chicos simplemente caminaron al garage y Mia se quedó ahí encerrada ordenando los instrumentos mientras su hermano entraba a la casa con ambos morrales. Pasados unos minutos ve que hay una mariposa dentro, la misma que siguió en la mañana, pareciera como si la hubiera estado esperando ahí y la deja salir abriendo el portón del garage, sin embargo un hombre se encontraba fuera y con la luz del sol sobre sus ojos sólo logro ver la figura de un hombre adulto bajo las sombras, pasado el susto de la sorpresa Mia es ferozmente abofetada y cae al piso sangrando por la nariz, tratando de recomponerse escucha el cerrojo del garage cerrándose y un cierre bajándose... Al abrir la boca para gritar Mia es ahogada con un estropajo y atada de manos y pies impotente frente a lo que se vendría...
El hombre no tuvo compasión de su pequeño cuerpo y su cara de ángel, la depravación era tal que le gustaba su expresión de dolor... Finalmente el hombre acaba de someterla, vuelve a su compostura mientras se pone de pie y mira a su víctima desmayada. El hombre sale del garage, y la mariposa vuelve a entrar y se posa sobre su pelo...
Mientras tanto el hombre sale, entra por la puerta principal de la casa de Mia y dice: "Familia, volví a casa..."

circa
Aprendiendo a caminar
Aprendiendo a caminar

Masculino
Cantidad de envíos : 22
Edad : 29
Fecha de inscripción : 19/10/2008

http://pseudomonologos.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.