Esa inútil poesía.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Esa inútil poesía.

Mensaje  Dream Walker el Jue Feb 19, 2009 11:46 am

La teoría básica de la comunicación y de la semántica establece que lo que permite que una persona diga algo y que otra persona lo entienda es el acuerdo de referentes compartidos por las partes involucradas. Esto quiere decir que si no existen estos puentes vinculares entre un hablante y otro, la comunicación sería imposible.
Un ejemplo básico, si yo digo "cucucu" y eso para mí significa "hola", lo más probable es que la comunicación se vea truncada porque el referente en común para el español es la palabra "hola".
Muy bien, con este pequeño escalón salvado, quiero ver cómo funciona esta teoría en un marco general. Una persona cualquiera le dice a otra algo y esa otra lo entiende porque la palabra alude a un referente que ambos tienen en común. Sin embargo, para todos está claro que los referentes jamás son idénticos (o al menos no se ha comprobado tal cosa) ya que mientras yo digo "perro" y pienso en un gran danés, la otra persona entiende "perro" como un cocker spaniel.
Lo que permite salvar las diferencias entre referentes equívocos es el hecho de que se mantienen estructuras semánticamente inalteradas que comprenden a la familia completa de cada concepto. Así, "perro" implica cuadrúpedo, animal, domesticable, etc...
Si biene sto permite que el sistema funcione pragmáticamente, ¿qué sucede cuando la comunicación debe valerse para expresar sentimientos o aspectos subjetivos de la percepción? Por ejemplo, "odio los perros". Para cualquier persona esta aseveración amerita una explicación, ya que el concepto "perro" no es lo suficientemente flexible como para permitir una analogía entre el odio y los cánidos, por tanto se pregunta: "¿por qué?".
Por lo general se ha asociado esta pregunta al interés del que escucha por conocer la interioridad de su interlocutor, pero lo cierto es que tampoco es impensable que la pregunta tenga un cierto efecto de pulcritud de cohesión en el discurso; "necesito saber por qué odias los perros ya que no existe en el concepto perro una explicación satisfactoria que justifique tus sentimientos". El hablante entonces recula y da su explicación, lo que permite que la comunicación siga fluyendo.

Con lo anterior queda claro que la semántica no tiene una funcionalidad distinta a establecer bases fundacionales de conocimiento común en pro de una comunicación efectiva. ¿Qué se preocupa entonces de cerciorarse de que los seres humanos efectivamente nos estamos entendiendo más allá de las órdenes, instrucciones o meras palabras sueltas?
Este es un conflicto que se puede ver palpado en la creación de la lírica. ¿Quién escribe poesía? El poeta o los poetas, es decir, una persona o un grupo de personas medianamente de acuerdo en una cosa: escribir poesía, sin embargo, ¿quién lee la poesía? Cualquier persona.
He aquí que el conflicto que ya he dejado en evidencia, tan burdo en los ejemplos, se vuelve algo digno de meditar. Cuando leo las palabras que el hablante lírico está expresando y que obedecen a la voluntad creativa del poeta, ¿estoy entendiendo lo que el poeta me está queriendo decir? ¿Cómo es eso posible si no soy capaz de pedirle una explicación cada vez que no me hace sentido algo en el poema?
Si estoy en medio de un diálogo y no entiendo algo en particular del discurso de mi interlocutor, puedo detenerme a preguntarle a qué se refiere y entonces la comunicación tiene efecto, pero en el caso de la literatura, y de la poesía en general, estos traspiés deben ser sobrellevados exclusivamente por el lector valiéndose de sus propias herramientas.
Pensemos en el caso de que un poeta cualquiera escribe en medio de su poema número un millón un enunciado como el siguiente: "Porque no supiste cabalgar alfeízares/porque llevabas la fusta/junto/a la cábala" y el lector no tiene la menor idea de lo que significa la palabra "cábala", razón por la cual parte en busca de un diccionario y encuentra una descripción más o menos detallada (dependiendo del diccionario y su edición) de una práctica milenaria de hermenéutica judía críptica y en el mayor de los casos tabú fuera de los círculos herméticos en donde se desarrolla.
¿Tiene alguna posibilidad el lector (efectiva) de comprender la relación que está intentando hacer el poeta entre la doctrina judaica y la cercanía de una fusta? Quizás si el poeta se dignase a explicarlo podría existir comunicación, pero como la posibilidad rara vez se presenta, el lector se ve en la necesidad de actuar como le han enseñad a através de toda su educación escolar y universitaria: interpretación personal.

La interpretación personal es, en pocas palabras, la renuncia a que cualquier comunicación entre el poeta y el lector sea posible. Pretende este sistema que el lector lea y entienda lo leído como si no fuese algo con un contenido, como si fuese una suerte de palabras sueltas al azar que tienen algún místico significado, una suerte de I Ching literario, una especie de lectura bíblica basada en la fe de que lo que allí se presenta frente a él o ella efectivamente guarda un significado particular y único.
¿Y qué tal si no es así? ¿Qué tal si el poeta en realidad estaba escribiendo respecto a los dolores del parto de una mujer mapuche que conoció? Pues bien, eso se convierte en algo irrelevante ya que la única conversación validada desde el sistema educativo es la comunicación del yo con el yo mismo, en este caso del lector y en alguna medida, tema aparte por lo demás, del poeta.
Cabe señalar, como ya se mencionó anteriormente, que esta falencia comunicativa la poseerían todas las artes literarias basadas en la letra y no en la palabra hablada. La diferencia para la narrativa es que las palabras tienen una función pragmática igual que la semántica, pretenden ser un cause de la acción y por tanto no se conflictúa enormemente (aunque igualmente lo hace) con la comunicación basal. Sean los obstáculos que se encuentren, en la narrativa son tan escasos o de tan mínima duración que por lo general son fácilmente obviables. Un ejemplo contrario a esto es lo que sucede con María Luisa Bombal y su narrativa poética, lo que augura que en alguna medida mientras más poética es la redacción, más problemas de comunicación autor-lector existirán.
El drama al funcionar como una doble mímesis no debe preocuparse en gran medida por las palabras ya que estas pueden ser corregidas en una segunda instancia con gestos, tonalidades e incluso escenografía que permita que el mensaje sea más rico y explicativo aún cuando las palabras solo confundan a la audiencia.
Por último, el ensayo como género es el más libre de todos ya que le permite al autor saltar de un paso la barrera del hablante o del narrador y discernir a gusto qué desea escribir y cómo desea hacerlo. Si existe confusión en la redacción o en el discurso, tenga por seguro que es la voluntad del ensayista que tal cosa ocurra (dado que en primera instancia el ensayo se gesta como texto clarificador de sucesos o ideas).
La poesía, en cambio, se vale de las palabras al grado extremo y de dependencia absoluta para generar una conmiserada comunicación que no tiene registro alguno de ser efectiva.

En síntesis, aún cuando la poesía cumple la función de permitir una dura y prodigiosa práctica del ejercicio hermenéutico, cualquier lectura que de ella pueda producirse es, en última instancia, la lectura propia del lector y jamás lo que el autor o el hablante lírico quisieron transmitir. Algunos hermenéutas más atrevidos pueden apresurar hipótesis al respecto, pueden creer que saben tras haber leído mucho de muchos, pero lo cierto es que no cuentan con las herramientas para verificar que son capaces de leer lo que "deberían" haber leído. En otras palabras, el que hace una interpretación y cree que con eso ha descubierto la intención del poeta está planteando dos cosas: a) que al género humano se le puede conocer en su totalidad por como escribe y b) que el lenguaje es una herramienta limitada por la semántica y, por tanto, sus combinaciones también lo son.

Como palabras finales apunto a describir una lectura que desprestigia la poesía en cuanto a intento comunicativo y a quienes la interpretan como personajes realmente empáticos. En realidad la poesía es un puzzle imposible de armar por nadie más que el fabricante (y eso si es que) y aquellos que creen interpretar un sentimiento universal o si quiera un sentimiento "de otro" en realidad lo único que están haciendo es leer el profundo amor que poseen por su propia identidad.
avatar
Dream Walker
Aprendiendo a caminar
Aprendiendo a caminar

Cantidad de envíos : 42
Edad : 31
Fecha de inscripción : 18/01/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Esa inútil poesía.

Mensaje  paloma larraín el Jue Feb 19, 2009 1:22 pm

Concuerdo, no es un método de comunicación - si esque la comunicación "limpia" en los humanos sigue existiendo o ha existido alguna vez - Es más un método de expresión libre donde el autor propone y el lector viaja por aquellas letras, tomando lo que él ve en el paisaje del autor, un árbol, y el escritor quizás una flor.

Creo yo que para entender aunque sea un trocito de las letras de alguien o cualquier forma de expresión, al menos, hay que estudiar un poquito de la vida de el "creador" y aún así son solo sospechas, las afirmaciones de la expresión me parecen ridículas, a no ser que sea un muy buen amigo que haya dado en el clavo, o exista un romeo y una julieta amandose en poesía y entendiendo cada palabra con la mayor delicadeza.

"Pero, ¿qué voy a decir yo de la poesía? ¿Qué voy a decir de esas nubes, de ese cielo? Mirar, mirar, mirarlas, mirarle y nada más. Comprenderás que un poeta no puede decir nada de la poesía. Eso déjaselo a los criticos y profesores. Pero ni tú ni yo ni ningún poeta sabemos lo que es la Poesía.

Aquí está: mira. Yo tengo el fuego en mis manos, Yo lo entiendo y trabajo con él perfectamete, pero no puedo hablar de él sin literatura. Yo comprendo todas las poéticas; podría hablar de ellas si no cambiara de opinión cada cinco minutos. No sé.
Puede que algún día me guste la poesía mala muchísimo, como me gusta (nos gusta) hoy la música mala con locura. Quemaré el partenón por la noche para empezar a levantarlo por la mañana y no terminarlo nunca..."


Federico García Lorca.


Los grandes también se dieron cuenta...
avatar
paloma larraín
Aprendiendo a caminar
Aprendiendo a caminar

Cantidad de envíos : 23
Edad : 26
Fecha de inscripción : 18/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Esa inútil poesía.

Mensaje  Dream Walker el Jue Feb 19, 2009 5:56 pm

"Los grandes", que por cierto prefieren que te arrodilles cuando digas sus nombres, están hablando de lo que és la poesía, yo estoy hablando de la falsa utilidad que se le atribuye y de una perspectiva escéptica frente al sentimentalismo en la lectura.
Por lo demás me permito agregar algo al texto anterior, ya que existe una poética implícita en esta perspectiva. Para los que no saben una "poética" es una forma de crear, ya que proviene del griego "poiesis" que sintetizado significa "acto de crear". ¿Quién puede crear y qué puede o debe crear? Mi hipótesis implica lo siguiente:

1.- Ya que la poesía no cumple una función comunicativa el poeta, el "nuevo" poeta si se quiere, debe renunciar a pretender una comunicación con nadie más que consigo mismo.

2.- Ya que está establecido en la teoría literaria que la lírica es una "expresión libre de sentimientos", el poeta debe desechar eso también para crear algo nuevo, diferente, progresivo.

3.- ¿Qué debe crear el poeta entonces si no puede intentar comunicarse ni expresar su propia interioridad ya que no muestra utilidad a los lectores?

4.- El poeta debe darse cuenta que al publicar poesía está engañando a los lectores, haciéndoles creer que las palabras que allí están plasmadas son para ellos cuando en realidad esas palabras funcionan exactamente igual que una corriente de la consciencia, el único que las comprende es el poeta. Los lectores deberían darse cuenta de lo mismo también.

5.- El nuevo poeta debe, por tanto, ser un meta poeta, es decir, un poeta que reescriba lo que es ser poeta y lo que es hacer poesía. Implica, por tanto, echar por tierra todo lo que se ama de la poesía.

6.- El nuevo poeta debe hacer de la poesía un instrumento del vacío, un instrumento de la honestidad. Está bien, debe decir cada poema, no puedo comunicar nada que no esté en su interior a priori y tampoco puedo contactar mi interioridad con nadie más, por tanto seré el instrumento que haga de esto una realidad visible.

7.- El poeta debe cambiar su amor por la poesía, su amor iracundo y mistérico, su reverencia al arte para convertirse en su peor enemigo. El verdadero poeta debe odiar la poesía hasta hacerla sangrar y derrotarla en el suelo para probar la ineficacia de su existencia.

8.- La obra magna de todo nuevo poeta debe ser una burla, algo como un montón de palabras hiladas al azar y con conocimientos de discurso con tal de engañar al público en primera instancia. Debe ser galardonado y reconocido, vuelto en miles de ediciones y por último, ganarse el título de nuevo poeta. Una vez que ha conseguido esto, debe revelar la verdad: esto que ustedes llaman poesía es una burla de su triste sabiduría y de su patética ambición de ser salvados. Todas sus interpretaciones son relecturas de ustedes mismos, pues aquí no hay nada mío.

9.- Por último, el nuevo poeta debe tener un negro y muy profundo sentido del humor como para poder transpirar la realidad del fracaso de la comunicación y de la farse de lo que llamamos nosotros, los seres humanos, comprendernos mutuamente.

10.- Finalmente el poeta debe estar de acuerdo en que nada de lo que hizo cambió el mundo y que más que una carcajada y una polémica, su existencia no ha tenido relevancia alguna. Con eso claro, puede seguir lucrando de su apoesía con total tranquilidad y morir como un terrateniente admirado por los libros de historia de los movimientos artísticos.
avatar
Dream Walker
Aprendiendo a caminar
Aprendiendo a caminar

Cantidad de envíos : 42
Edad : 31
Fecha de inscripción : 18/01/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Esa inútil poesía.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.